Oración Para Soltarnos a la Sanidad Emocional


Print Friendly, PDF & Email

Me arrepiento por todos aquellos de mi línea generacional, comenzando desde Adán y Eva, quienes, en su deseo de conocer el bien y el mal, abrieron la puerta del temor y la vergüenza. Señor, cierra el portal y limpia las vías neutrales de mi cerebro para restablecer tu alegría.

Me arrepiento por mí y por todos aquellos de mi línea familiar que se han escondido a sí mismos de sus propias emociones y del Señor, cuando Él había ido a ayudarles. Decido quitar toda hoja de higuera de autoprotección e ir al lugar de intimidad que el Señor Jesús proveyó mediante su redención.

Me arrepiento por todos aquellos de mi línea generacional que cambiaron la gloria del Señor por el fruto del conocimiento del bien y del mal. Señor, yo declaro que toda la sabiduría y el conocimiento están escondidos en Cristo, y decido poner mi mente en las cosas de arriba.

Me arrepiento por mí y por todos aquellos de mi línea generacional que negaron sus emociones y proyectaron su miedo y su vergüenza a los que estaban a su alrededor. Señor, repara los patrones apegados a nuestro cerebro y restáuralos a la perfección que existía cuando Adán y Eva caminaron contigo en el jardín del Edén.

Me arrepiento por todos aquellos de mi línea generacional que se negaron a regocijarse en el Señor, permitiendo que su semblante decayera, y que el pecado entrara por sus puertas.

Señor, elimina la maldad y el patrón de mi línea familiar que provino de la decisión de Caín de permanecer en el dolor y no volver a la alegría. Decido hoy tener todo por sumo gozo, creyendo que la resistencia y la madurez son regalos que vienen de lo alto.

Me arrepiento por mí y todos aquellos de mi línea generacional que no te reconocieron como el Gran “Yo Soy”. Me arrepiento por todos aquellos que, no viendo tu amor, se volvieron a apegos falsos para consolarse a sí mismos. Señor, limpia el centro de los apegos de mi cerebro; lava y transforma el ADN de mi familia con tu preciosa sangre.

Me arrepiento por aquellos que te rechazaron como Padre amoroso, Proveedor, y Sustentador de nuestra vida.

Me arrepiento por aquellos que dieron sus corazones a los ídolos, adorando y sirviéndoles a ellos en lugar de adorarte y servirte a Ti Señor.

Me arrepiento por todos aquellos de mi línea familiar que se rebelaron contra sus padres y otras figuras de autoridad en un esfuerzo por escapar de emociones vergonzosas.

Me arrepiento por aquellos de mi línea generacional que llegaron a ser ladrones y se negaron a verte a Ti Señor, como la fuente de toda su provisión. Me arrepiento por todos aquellos que mintieron y engañaron por causa del miedo o la codicia.

Me arrepiento por todos aquellos de mi línea generacional que codiciaron cosas, y por aquellos que se apegaron y ataron a las pertenencias de los otros.

Me arrepiento por todos aquellos de mi línea generacional que se embriagaron con el alcohol, tratando de escapar de las emociones dolorosas en lugar de buscar tu rostro, Señor.

Me arrepiento por todos aquellos de mi línea familiar que consumieron o suministraron drogas a los demás para salir de este mundo y entrar al segundo cielo. Señor, llama que vuelva del segundo cielo cualquier parte de mi espíritu o de mi herencia generacional que se encontraran ahí y sella esa puerta con tu sangre.

Me arrepiento por aquellos de mi línea generacional que no perdonaron los pecados cometidos en contra de ellos y se aferraron a la ira como un mecanismo de protección. Señor, cancela y suelta a los ofensores y todas las ofensas que ha retenido mi línea generacional. Por favor, quita a los torturadores que han venido en contra mía como consecuencia.

Me arrepiento por todos aquellos que se jactaron de sus riquezas, carros, caballos, y el poder de los hombres como su medio de liberación y protección.

Me arrepiento por todos los de mi línea generacional que demandaron vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida y golpe por golpe. Me arrepiento porque no amamos y no oramos por nuestros enemigos.

Me arrepiento por mí mismo y por todos los de mi línea familiar que no supieron gobernar sus emociones, y se volvieron a la carne, cometiendo pecados de inmoralidad, impureza, sensualidad, envidias, borracheras, parrandas, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, arrebatos de ira, participando en disputas y en disensiones.

Me arrepiento por mí y por todos aquellos de mi línea generacional que se han negado a crucificar la carne con sus pasiones y deseos. Señor, te pido que liberes tu fuego sagrado y quemes la iniquidad que ha traspasado a nuestras generaciones.

Me arrepiento por todos aquellos de mi línea generacional que idearon reglas, directrices legalistas y leyes espirituales para controlar las emociones y el comportamiento. Señor, yo elijo vivir guiado por tu Espíritu, confiando en tu voz para que dirijas mi camino.

Me arrepiento por todos aquellos de mi línea generacional que han tratado de vivir solo para ellos. Señor, te pido que interrumpas la secuencia del centro de placer en nuestros cerebros y formes nuevas conexiones que nos conecten directamente a tu corazón.

Declaro que soy una nueva criatura en Cristo y que las cosas viejas pasaron. Yo creo que al caminar por el Espíritu, no voy a satisfacer más a los deseos de mi carne.

Señor, fortalece las vías y caminos del Espíritu en mi mente para que yo pueda entrar en tus puertas con acción de gracias y a tus atrios con alabanza. Señor, recuérdale a mi espíritu constantemente que está sentado contigo en los lugares celestiales, muy por encima de todo principado, autoridad y poder. Señor, juzga a cada fuerza espiritual conectada a estas iniquidades y restaura todo lo que ha sido robado a mi línea generacional.


La mayoría de estas oraciones están incluidas en nuestro libro Manual De Oraciones Para Liberación Generacional.

Visita nuestra librería para más detalles.


Las oraciones de Aslan’s Place se desarrollaron durante los estudios bíblicos, las sesiones de oración y por revelación.

Tenemos fe en que Dios nos lo ha proporcionado y los corroboramos con la Santa Palabra de Dios.

Estas oraciones no son una solución rápida. En cambio, son puntos de partida a medida que ejercitas tu libertad en Cristo. Prepárese para adaptar estas oraciones a medida que usted y aquellos con quienes ora escuchen al Espíritu Santo.