Oración Para Soltar el Favor Sobrenatural y Proclamar el Año Favorable Del Señor


Print Friendly, PDF & Email

Dios Padre, me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que anduvieron en búsqueda de la fortuna, la riqueza, la salud y la prosperidad poniéndose de acuerdo con las fuerzas y poderes del mal, como son el feng shui, la adivinación, la quiromancia, la lectura de la cartas, el sortilegio la astrología, la numerología, la tabla Ouija, el I Ching, el calendario chino, las cartas del tarot y todas las prácticas supersticiosas.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que anduvieron en la búsqueda de destinos falsos, curaciones mágicas y de la buena suerte.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que financiaron la adoración de ídolos y la construcción de templos. Me arrepiento por toda falsa creencia en la quema de velas, lámparas de aceite, palos de incienso, papel moneda, papel de los bienes materiales y el incienso.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que participaron en la práctica de limpiezas y purificación espiritual falsa con flores y agua bendecida por seres malvados.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que participaron en la adoración de dioses falsos y por cualquier alianza con los demonios. Me arrepiento por todos los intentos para comunicarse con los falsos ídolos con el propósito de obtener prosperidad, fertilidad, longevidad, salud, protección y por tratar de conocer el destino.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que utilizaron y consultaron a médiums, médicos brujos, chamanes, curanderos y adivinos falsos.

Me arrepiento por mí y por toda mi línea generacional por la dedicación de las familias, sus posesiones, sus tierras, y aun de nosotros mismos a otros dioses e ídolos de la tierra y del agua.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que recibieron los nombres de los hijos de los líderes de las religiones falsas. Me arrepiento por mí y por mi línea generacional por la dedicación y la asociación de nuestros nombres al dragón y otras deidades impías.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que se casaron y comunicaron con los muertos.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que adoraron a falsos dioses y diosas del sol, la luna, el cielo y las estrellas.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que se basaron en los ciclos de la luna para participar en los festivales y actividades religiosas impías.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que renegaron y hablaron en contra de tu Palabra, ofreciendo holocaustos, sacrificios quemados y flores para la reina del cielo.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que te desacreditamos, basándonos en nuestra propia prosperidad, fuerza y capacidad, asumiendo que no nos faltaba nada.

Me arrepiento por mí y por los de mi línea generacional por la prostitución en el templo, la inmoralidad sexual, la bestialidad, el libertinaje, y sus vicios asociados.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que se dedicaron al culto y la manipulación de los cinco elementos: los metales, la madera, el agua, el fuego y la tierra.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que se dedicaron a la práctica de otras formas de religión, en conjunto con la fe cristiana.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que se dedicaron a todo culto y adoración ancestral, y por toda creencia en la reencarnación.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que se dedicaron a la práctica y el culto del budismo, el hinduismo, el taoísmo, el confucionismo, el islamismo y el sintoísmo.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que cambiaron nuestro derecho de nacimiento por ganancias impías.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que renunciaron a Ti Señor y a tu Santo Monte, estableciendo una mesa de sacrificios y ofrendas para la fortuna, llenando vasos con vino mezclado con el fin de conocer el destino. Señor, elimina la maldición de la espada y la masacre que recayó sobre nosotros.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional por el mal uso y la manipulación de los dones proféticos para beneficio propio, siguiendo los caminos de Balaam.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional, por toda participación en las artes marciales, el tai chi, la meditación, el yoga y el qigong.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que optaron por inclinarse y honrar a nuestros antepasados, e inclinarse y honrar a todos los que se llamaban a sí mismos maestros o gurús, exaltándose a sí mismos por encima de Ti Dios, en lugar de honrarte e inclinarse ante Ti Señor.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que rindieron culto a los animales de acuerdo a los signos del zodíaco chino y por tratar de asumir el espíritu, la personalidad y las características de los animales.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional por atar a nuestros hijos a animales y dioses falsos.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que recibieron impartición de destrezas y conocimientos de poder de una falsa fuente impía.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que anhelaron las expresiones de animales impíos en su cuerpo.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional, quienes ataron sus monedas y billetes a los signos del zodíaco y por lo tanto causaron que sus fondos fueran profanados y contaminados.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que se basaron en las prácticas médicas impías establecidas en el zodíaco y el reino espiritual de las tinieblas.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que, a pesar de que conocíamos los atributos invisibles de Dios y su poder divino, no le glorificamos ni le dimos gracias. En nombre de mi línea generacional, me arrepiento por el intercambio de la verdad de Dios por la mentira por adorar y servir a la creación antes que al Creador. Me arrepiento de que me volví vano en mis especulaciones y mi necio corazón fuese entenebrecido. Me arrepiento de que en lugar de ser sabio, me convertí en un necio. Me arrepiento por cambiar la gloria del Dios incorruptible por imágenes en forma de hombres, aves, reptiles y animales corruptibles, y me arrepiento por todos aquellos en mi línea generacional que los adoraron.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que le dieron un mal uso a los colores, sonidos, objetos, símbolos, números y fragancias para atraer poderes sobrenaturales, la prosperidad y el control sobre la gente, la naturaleza y las personas.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que permitieron las costumbres impías de cantar, bailar, participar en las ruedas de oración y trances paganos.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que creyeron que podíamos tener vida eterna por otros medios distintos a Jesucristo.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que pusieron nuestro derecho de nacimiento bajo los juramentos y pactos impíos en amistades, relaciones familiares, y las relaciones con la autoridad y con nuestro país.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional, por todos los hechos comprometedores realizados en la casa del Señor, por pervertir la palabra del Señor y manipular a las personas en la casa del Señor con el fin de construir un reino personal, más que el reino de Dios.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que mantuvieron a la gente manipulada y controlada con el fin de construir con ladrillos y cemento en lugar de permitir que Cristo edificara su iglesia con piedras vivas.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que fueron líderes, quienes se jactaban de que ellos sí trabajaban, cuando era realmente el trabajo de otros y el del Señor.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que eligieron escuchar la voz del enemigo y decir que eran las palabras de Dios.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que adoraron a los espíritus del agua, y por pedirles que hagan un camino en el agua para pasar por ella.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que participaron en todas las formas de adoración al fuego, incluyendo los sacrificios de fuego y caminar en el fuego.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que se asociaron con los impíos en busca de las riquezas, usando el agua como medio, y por el uso y la adquisición injusta de riquezas.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que mezclaron impíamente la creación de Dios en la esfera física y espiritual.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que basaron sus decisiones en el honor al hombre y no en la Palabra de Dios.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que se realizaron abortos y por el rechazo de los fetos y los bebés, especialmente los bebés de sexo femenino.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que exaltaron al mal.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que no pensaron en Ti, Señor, o por no darme cuenta de lo que estás haciendo. Me arrepiento de llamar a lo malo bueno y a lo bueno malo, a la oscuridad luz y a la luz oscuridad, a lo amargo dulce y a lo dulce amargo, y por burlarme de Ti, Santo de Israel, diciendo: «Date prisa y haz algo rápidamente. Muéstranos lo que puedes hacer.

Queremos ver lo que has planeado». Me arrepiento de mis pecados, los cuales he venido arrastrando detrás de mí y por atarme con cuerdas de falsedad. Me arrepiento por aceptar sobornos para pervertir la justicia y dejar que los impíos salgan libres, y por castigar a los inocentes.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional, por todos los pactos de sangre y juramentos impíos realizados, por todos los sacrificios de sangre, por beber sangre y las unciones de sangre hechas para alcanzar la fama, la prosperidad y el éxito.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que rechazaron y despreciaron tu ley y el trabajo.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que idolatraron la iglesia y el liderazgo ministerial en vez de a Ti, Jesucristo, como el constructor y la piedra angular de nuestra fe.

Me arrepiento por mí y por todos aquellos de mi línea generacional que apoyaron a los líderes religiosos que obstaculizaron y criticaron la adoración verdadera, libre y generosa de Ti, Jesús.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que, comportándose como líderes religiosos, fueron piedras de tropiezo, dejando fuera el reino de los cielos a los demás.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que mostraron actitudes de orgullo y rebelión contra las autoridades rectas elegidas por Dios, y por llamar a lo que era santo, profano.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que no buscaron tu corazón, Señor, por nuestra familia, iglesia y nación. Me arrepiento por no haber buscado la voluntad de tu reino, Señor.

Me arrepiento por mí, por mis líderes religiosos y por todos aquellos de mi línea generacional que manifestaron el espíritu del antisemitismo y por la ignorancia de tus propósitos para la nación de Israel. Hoy decido bendecir y orar por la paz de Jerusalén, de acuerdo con tu Palabra.

Yo declaro que mis líderes conducirán al pueblo de Dios en la adoración verdadera e íntima del Dios Viviente.

Yo declaro que el Señor me conoce por mi nombre y que tengo su gracia, y que El me ve con sus ojos de amor y misericordia.

Yo declaro que el Señor Jesucristo es el único líder verdadero de mi iglesia y el que maneja mi ministerio.

Yo declaro que sólo tengo propósito en Ti, Cristo Jesús, por lo tanto voy a andar en tus propósitos.

Yo declaro que Tú Jesús, eres el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. Yo elijo obedecer tus mandamientos. Yo declaro que voy a tener el derecho al árbol de la vida y que entraré por las puertas en la Ciudad de Dios.

Yo declaro que ya no me llamarán abandonado, ni a mi tierra la llamarán desolada. Desde ahora me llamarán Hefzi-bá y Beula.

Yo declaro que siempre voy a dar gracias por todos los santos que vas perfeccionando Señor y que están aumentando más y más en el amor y en el poder de la fe.

Yo declaro que voy a mirar hacia el Señor Dios Todopoderoso y quedaré radiante, y mi rostro nunca se cubrirá de vergüenza.

Yo declaro que venceré por el Espíritu de Dios, y el nombre que recibo es el nombre conectado a mi Dios. Señor, dame mi nuevo nombre que está escrito en la piedra blanca.

Yo declaro que mi deseo es comprar tu oro, aquel que es refinado en el fuego, porque esa es la verdadera riqueza del reino de Dios.

Yo declaro que Tú, oh Dios, me vas a llamar por mi nombre y que voy a seguir tu voz y tu dirección. No voy a seguir la voz del enemigo o de un extraño, mas voy a seguir al Buen Pastor, aquel quetransformó mi vida.

Yo declaro que oraré por los santos y por mis líderes para que vayan a predicar el evangelio en las regiones más allá de mi nación, y que seguiré creciendo en toda actividad conforme a Dios de mi congregación, permitiendo que Tú Señor, produzcas tu fruto en mí.

Yo declaro mi lealtad y sumisión al señorío de Jesucristo de Nazaret, la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.

Yo declaro que seré un loco por tu amor sabiendo que esta es tu sabiduría.

Declaro que aunque soy débil, en Ti Cristo Jesús, soy fuerte.

Yo declaro que clamaré por sabiduría y entendimiento. Voy a buscar la sabiduría y el entendimiento como si fueran plata o un tesoro escondido. Voy a buscarte a Ti, Señor para que me des sabiduría.

Yo declaro que de tu boca viene la sabiduría y el entendimiento.

Yo declaro que estoy en Ti, Cristo Jesús, y que soy una nueva criatura. Las cosas viejas pasaron y las nuevas han llegado.

Yo declaro que mi voluntad se alinea con tu voluntad para mi vida.

Yo declaro que Tú Señor, has guardado tu mejor vino para el último tiempo y que se manifestará tu gloria. Declaro que yo y mi familia, vamos a creer en Ti, y te temeremos y te serviremos Señor, con sinceridad y en verdad.

Yo declaro que yo, y los hijos que Tú me has dado Señor, tendrán nombres que revelen tus planes y tus propósitos, Señor Todopoderoso.

Yo declaro que voy a aceptar la verdad profética, que es como una antorcha que alumbra en lugar oscuro y como asciende la Estrella de la Mañana y el comienzo de un nuevo día.

Yo declaro que Tú Señor Todopoderoso, has redimido y restablecido la salvación a tu creación y has establecido tu trono en los cielos. Declaro que tu soberanía gobierna sobre toda la tierra y todo cuanto ella contiene.

Señor Jesús, te honro y exalto a Ti porque reinas en mi nación. Te pido el día de hoy que establezcas tu línea de plomada de justicia y santidad en mi nación.

Señor Jesús, pastorea a tu pueblo, el rebaño de tu heredad, con tu vara. ¿Quién es como Tú, Dios, que perdonas la maldad y olvidas las transgresiones del remanente de tu heredad? Señor, Tú no conservas tu ira para siempre, porque te deleitas en la misericordia. Oro por que tengas otra vez compasión de mí y me ayudes a someter mis iniquidades. Oro que eches todos mis pecados a las profundidades del mar. Señor, por favor dale verdad y misericordia a todas las naciones. Extiende sobre mí la misericordia que has jurado a mis padres desde tiempos antiguos.


La mayoría de estas oraciones están incluidas en nuestro libro Manual De Oraciones Para Liberación Generacional.

Visita nuestra librería para más detalles.


Las oraciones de Aslan’s Place se desarrollaron durante los estudios bíblicos, las sesiones de oración y por revelación.

Tenemos fe en que Dios nos lo ha proporcionado y los corroboramos con la Santa Palabra de Dios.

Estas oraciones no son una solución rápida. En cambio, son puntos de partida a medida que ejercitas tu libertad en Cristo. Prepárese para adaptar estas oraciones a medida que usted y aquellos con quienes ora escuchen al Espíritu Santo.