Oración Para Sintonizar y Alinear el Corazón


Print Friendly, PDF & Email

En mi nombre y en el de mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a ver imágenes impías, a escuchar sonidos impuros en los medios de comunicación y a estar de acuerdo con espectáculos y ruidos sucios. Me arrepiento por no haber llevado cautivos todos mis pensamientos y meditar en las cosas que son verdaderas, nobles, justas, puras, amables, de buen testimonio, excelentes y dignas de alabanza.

En mi nombre y en el de mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a todo acuerdo satánico y demoníaco con cualquier película diabólica o su producción, o con cualquier medio de comunicación.

Señor, perdóname por regocijarme en el triunfo del mal como lo representan en las películas y en los libros. Me arrepiento por la lectura de libros y tiras cómicas demoniacas y por ver cualquier película que exaltaba la oscuridad o la idolatría. Me arrepiento de idolatrar y aceptar la cultura y los diseños artísticos de murciélagos y otras criaturas que habitan en el segundo cielo. Señor, corta todos los lazos impíos que tenga con estas imágenes oscuras y personajes de películas.

En mi nombre y en el de mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a la adoración de murciélagos. Renuncio a la creencia de que la adoración de murciélagos evitará desastres y nos traerá abundancia y larga vida. También me arrepiento por todo vampirismo generacional. Señor, perdóname a mí y a mi línea generacional por abrir la puerta al espíritu de muerte, a la apnea del sueño y a los terrores nocturnos. Me arrepiento y renuncio a la puerta que le dio acceso a Lilith, el espíritu de los terrores nocturnos, y ordeno en el nombre de Jesús, que Lilith y el espíritu de muerte dejen ahora libre a mi línea generacional. Me arrepiento por toda la brujería generacional, por la anarquía y la rebelión. Señor, desconéctame y hazme libre de las rondas nocturnas de las brujas.

En mi nombre y en el de mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a estar irritado, enojado y celoso de mi familia, de mis hermanos en Cristo, y de los que todavía no han adoptado el camino de

Cristo. Por la gracia y capacidad que Tú, Espíritu Santo me has dado, decido responder con tu Espíritu de amor y proporcionar tu Agua Viva.

Declaro que Tú suplirás todas mis necesidades de acuerdo a tus riquezas en gloria. Declaro que el lugar que has elegido para que ocupe dentro de tu cuerpo es el mejor lugar para mí. Yo me alegraré en el éxito de los demás.

En mi nombre y en el de mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a dar lugar al diablo al estar de acuerdo con sus maneras y alinearme a sus caminos. Me arrepiento y renuncio a abrazar al impuro espíritu justiciero y a tratar de corregir las injusticias por medios humanistas. Señor, me arrepiento de toda perversión de la justicia por la aplicación injusta de la misma. Reconozco que Tú has dicho, «Mía es la venganza». Yo declaro que voy a esperar tu justicia, tu restauración y tu recompensa por todas las injusticias cometidas en contra de mi familia y de mí.

En mi nombre y en el de mi línea generacional, renuncio y me arrepiento por llegar a acuerdos con gobernantes espirituales impíos que han utilizado la mentira y el miedo para detenerme de andar en tus caminos. Señor, rompe toda conexión y hazme libre de las consecuencias de creer estas mentiras y este miedo. Declaro que el fin no justifica los medios. Declaro que la verdadera justicia sólo se encuentra en Ti Señor. Tu cruz, Señor Jesús, nos da la respuesta a todos los traumas y a todas las injusticias cometidas en nuestra contra.

Padre Celestial, por favor sintonízame con tu vibración, sonido, frecuencia y ritmo cardíaco, para que mi corazón lata conforme al tuyo. Que todos los sonidos que salgan de mi boca estén en armonía
con tu sonido. Señor, quítame el temor que me consume la vida, al cual el enemigo me ató, y cámbialo por paz, descanso y confianza en tu inquebrantable amor eterno. Señor, por favor restaura el sonido de tu justicia en toda la creación.

En mi nombre y en el de mi línea generacional, me arrepiento por tratar de controlar a los demás y por no soltarlos para que Tú trataras con ellos, Señor. Me arrepiento por causar desconfianza, desunión y miedo, y por traer oscuridad a otros por mis decisiones. Me arrepiento por actuar en complicidad con el espíritu de Jezabel. Me arrepiento por no confiar en que otros recibían revelación del

Espíritu Santo. Me arrepiento por la intercesión errónea motivada por miedo, celos, inseguridad y envidia.

Me arrepiento por todo falso discernimiento originado por mi falta de amor. Me arrepiento por mis duras palabras que hicieron subir el furor, y por las palabras necias que se oponen a la verdadera sabiduría; también me arrepiento por no utilizar una lengua sana, que es árbol de vida. Me arrepiento por hablar perversidad, distorsión e insensatez en lugar de sabiduría. Renuncio y me arrepiento en nombre mío y en el de mi línea familiar por todo discurso negativo y por todo el resentimiento que albergamos en nuestros corazones.

Señor, en mi nombre y en el de mi línea generacional, te pido perdón por la murmuración y el reproche hacia nuestros amigos. Me arrepiento por no honrar a aquellos que tienen temor del Señor.

Señor, cuando nuestros hermanos pudieron haber pecado contra nosotros, me arrepiento porque tomamos acción basados en nuestra sospecha sin revisar los hechos y sin ir a Ti antes de hacer cualquier cosa. Por todos aquellos que nos han hecho mal, me arrepiento porque no hemos sido fieles y leales con ellos de acuerdo al amor que depositaste en nosotros, para mostrarles sus errores en privado. Pido perdón porque haciendo caso omiso de tus órdenes, hemos tomado medidas en contra de ellos antes de darles la oportunidad de arrepentirse. Me arrepiento por permitir que los espíritus religiosos y legalistas vinieran contra mí y detuvieran los propósitos que habías diseñado. Me arrepiento por no confiar en Ti y en mis hermanos.

Señor, en mi nombre y en el de mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a criticar, a murmurar, a quejarme, a hablar y a escuchar los chismes y las mentiras del enemigo. Me arrepiento de escuchar el susurro impío de los seres humanos y de los seres demoníacos que los guían, permitiendo que la murmuración sea causa de división. Señor, expulsa los espíritus de murmuración, queja y crítica.

Señor, perdono a todos aquellos que han hablado mal en contra mía y de mi familia y los dejo en libertad para que te rindan cuentas a Ti. Te pido que rompas todos los lazos impíos y las conexiones entre yo y los que vienen en contra mía. Señor, yo perdono a los que me han ofendido y decido no retener ninguna ofensa. Te pido que me des un corazón como de niño y que no sea susceptible a la ofensa.

Señor, en mi nombre y en el de mi línea generacional, me arrepiento por haber aceptado las mentiras del enemigo y por no ser un amante de la verdad. 10 Me arrepiento por no escuchar el discernimiento de los demás. Me arrepiento por no humillarme a escuchar lo que otros me estaban diciendo y por no estar dispuesto a someterme a ellos. Reconozco que muchas veces estaba tratando de ayudar, pero estaba engañado y no tuve discernimiento. Pido que me liberes del engaño para que pueda interceder apropiadamente. Señor, me arrepiento por no amar a los demás de la manera como tú me amas.

Yo renuncio y me arrepiento por entregar mi cuerpo a la oscuridad y a la lujuria, por estar fascinado con la oscuridad, y por preocuparme y no confiar en Ti Señor. Me arrepiento y renuncio a reaccionar a la violencia basado en mis miedos y sospechas.

Por mí y por mis antepasados, yo renuncio y me arrepiento por el odio, la discordia, la amargura, el rencor, los celos, la envidia, la división, la duda y la incredulidad.

Por mí y por mis antepasados, me arrepiento y renuncio a la vanagloria de la vida, a los deseos de los ojos y a los deseos de la carne que han dado poder a la dureza de mi corazón, y han producido miedo, duda e incredulidad.

Por mí y por mis antepasados, yo renuncio y me arrepiento de hacer oídos sordos e ignorar a los pobres. Señor, decido entregarme a tu voluntad y honrar a las viudas y a los huérfanos.

Por mí y por mis antepasados, yo renuncio y me arrepiento por no ministrar con un corazón puro de amor. Me arrepiento por dar y recibir revelación carnal. Señor, me someto y me deleito en tu

Espíritu de temor a Dios y te pido que me corrijas antes de hablar. Te pido Señor que me des el don de discernimiento. También te pido que me des tu Espíritu de Consejo, Poder, Sabiduría,

Entendimiento y Conocimiento para que yo sepa, tanto las palabras como el momento apropiado, de cuándo hablar y si debo hacerlo.

Señor, decido hoy entregarme a tu voluntad y declaro que me rindo a Ti de manera absoluta. Pongo bajo tu señorío todo mi ser y mi corazón.

Por mí y por mis antepasados, yo renuncio y me arrepiento por tener temor del hombre y del mal. Me arrepiento por sucumbir al temor del hombre, que es una trampa para nuestras vidas.

Yo renuncio y me arrepiento por mí mismo y por mis antepasados por escuchar el sonido del enemigo, creyendo en una falsa coraza que producía una falsa sensación de seguridad. Señor, te pido que retires ese falso sonido y el sonar utilizado por el enemigo para enviar vibraciones con el fin de rastrear mi camino, mi identidad y mi herencia en Ti. Señor, elimina los sonidos, las frecuencias y las vibraciones que se enviaron sobre mí o que yo emití que le dieron al enemigo la percepción de que podía apoderarse de mi derecho de nacimiento y de mi lugar en el mundo.

Por mí y por mis antepasados, yo renuncio y me arrepiento de tener un corazón que se ha engrosado con sarro espiritual. Me arrepiento por la dureza de mi corazón y por permitir que mi corazón se apagara, que mis oídos se hicieran sordos para oír, y que mis ojos se oscurecieran y cegaran. En cuanto a mí y a mi línea familiar, me arrepiento y renuncio a endurecer nuestros corazones a la voz de

Dios. Me arrepiento por todos nosotros y renunciamos a decir palabras que sugieran o declaren que Dios no oye, que no ve y que no le importan nuestras situaciones.

En mi nombre y en el de cualquiera de mis antepasados que vendimos nuestra primogenitura, nos arrepentimos por llegar a acuerdos con el enemigo y regalarle nuestro derecho de nacimiento, el derecho que quisiste que tuviéramos. Recibiré la vida que me devuelves, Señor.

Por mí y por mis antepasados, yo renuncio y me arrepiento por haber cometido adulterio espiritual, por dar nuestros corazones a otros amantes y no ponerte a Ti primero en nuestras vidas. Señor, quita toda la idolatría de mi corazón. Yo me arrepiento y renuncio a cualquier cosa que haya puesto en mi corazón por encima de Ti, Señor Jesús.

Por mí y por mis antepasados, yo renuncio y me arrepiento de aceptar una falsa responsabilidad por los demás y usurpar el papel de Cristo como Señor de sus corazones. Señor, perdóname por haber aceptado esa responsabilidad de ser el propietario de sus corazones porque ese lugar solo te pertenece a Ti.

Me arrepiento de exponerme a cualquier imagen grabada u objeto que pudiera afectar la sustancia de mi ser. Señor, te pido que limpies mi ADN de todos los transductores.

Me arrepiento y renuncio a todo estancamiento del espíritu y a todo pensamiento en nuestros corazones de que el Señor no va a darnos el bien.

En nombre mío y en el de mi línea familiar, me arrepiento y renuncio a la liberación de los sonidos impíos del corazón. Señor, quita todos los sonidos impíos, frecuencias y vibraciones del corazón; limpia mi sangre y regenérala con el agua de tu Espíritu Santo.

Me arrepiento y renuncio a todas las palabras, oraciones y declaraciones que mis antepasados y yo hemos hablado, que le dieron poder y dominio al príncipe del aire. Señor, quita todas las frecuencias sonoras y las palabras habladas que han detenido y reprimido a los hijos de Dios. Señor, elimina todos los capotes de invisibilidad, vergüenza, culpa, desgracia y deshonra de nuestras vidas.

Señor, me arrepiento por encontrar mi identidad en quien los demás dicen que soy y no en quien tú dices que soy. Señor, elimina todos los chips que el enemigo ha plantado dentro de mí, y con los que he estado de acuerdo respecto a quién soy. Me arrepiento de buscar la aprobación del hombre en lugar de buscar tu aprobación y por tratar de construir mi propio reino en lugar del tuyo. Me arrepiento por mirar hacia mí mismo y no mantener mis ojos en Ti. Señor, te pido que quites el orgullo, el egoísmo, la inseguridad, el rechazo y el miedo al rechazo para que yo pueda amarte a Ti y a tus hijos con todo mi corazón. Señor, rompe mi corazón con todo lo que rompe el tuyo; quita de mí el corazón de piedra y dame uno de carne.

Padre, me arrepiento de limitarte a Ti y limitar todo lo que querías hacer en mi vida y a través de mí. Me arrepiento de haber rechazado tus sueños como demasiado grandiosos. Señor, despierta tus visiones y tus sueños en mí. Reaviva todo aquello de lo que me llamaste a formar parte antes de la fundación del mundo. He decidido llamar las cosas que no son como si fueran, y asociarme contigo en la creación declarando tus propósitos y tu voluntad.

Señor, Tú has probado mi corazón. Me has visitado en la noche, no has encontrado maldad en mí. He evitado las sendas de los violentos. Mis pies se han mantenido firmes en tus caminos. Señor, delante de Ti soy un bebé, un niño que confía en tus cuidados. Como un bebé de brazos, te alabo. Tus obras y tu Nombre son majestuosos y están por encima de toda la tierra.

Señor, Tú estableciste el universo con tu palabra. Toda la creación es tuya, y sin embargo tienes memoria del hombre y lo has hecho poco menor que Tú, coronándolo en Cristo Jesús con gloria y honor. Hazme justicia, oh Señor, con tu presencia. Destruye a todos los enemigos de mi vida, oh Dios. Restablece tu dominio y tu victoria.

Señor, por favor rompe y quita de mi vida todas las consecuencias de las palabras negativas y las maldiciones que otros y yo hemos hablado sobre mi vida. Yo rompo todo acuerdo con pensamientos negativos y mentiras del enemigo y decido caminar en la verdad.

Señor, por favor te pido que quites todos los gobernantes espirituales impíos, todas las autoridades y las armaduras que hayan operado en mi vida. Te pido que envíes tus gobernantes espirituales, tus autoridades y escudos para que operen en mi vida. Recibo tu coraza de justicia y a tus gobernantes espirituales justos. Espíritu Santo, te pido que me reveles tu verdad y quites de mí toda visión y pensamiento distorsionado.


La mayoría de estas oraciones están incluidas en nuestro libro Manual De Oraciones Para Liberación Generacional.

Visita nuestra librería para más detalles.


Las oraciones de Aslan’s Place se desarrollaron durante los estudios bíblicos, las sesiones de oración y por revelación.

Tenemos fe en que Dios nos lo ha proporcionado y los corroboramos con la Santa Palabra de Dios.

Estas oraciones no son una solución rápida. En cambio, son puntos de partida a medida que ejercitas tu libertad en Cristo. Prepárese para adaptar estas oraciones a medida que usted y aquellos con quienes ora escuchen al Espíritu Santo.