Oración Para Sanar el Trastorno Por Deficit de Atencion (tda)


Print Friendly, PDF & Email

Señor Jesús, te doy gracias por tu poder curativo, por comprar mi sanidad a través de la cruz del Calvario, la cual está hoy disponible para mí.

Declaro que Tú creaste mi cerebro con el fin de darle la gloria a tu nombre. No quiero que mi cerebro se ajuste a los patrones de este mundo, en vez de ello pido que tu poder transformador entre en todas las áreas de mi cerebro para que puedas darme la capacidad de procesar la sabiduría académica y espiritual de tu Espíritu Santo.

Declaro que yo creo que Tú creaste hasta lo más profundo de mi ser y que mi cerebro fue creado de forma maravillosa por tu mano.

Señor, me arrepiento por todas las veces en las que no he considerado mi cerebro y mis habilidades de aprendizaje como un regalo tuyo. Te pido que por favor me perdones por los pensamientos y las palabras negativas que he hablado en contra de mi propio cerebro y de la capacidad de aprendizaje.

Me arrepiento por tratar de resolver mis problemas de aprendizaje a través de mis propios esfuerzos en lugar de ponerte en primer lugar para recibir tu amor, tu gracia y tu toque sanador.

Elijo perdonar a mis padres, maestros y amigos que no han creído en mis capacidades mentales, o que han hecho más difícil el aprendizaje para mí. En el nombre de Jesús, ahora los libero de las expectativas irrazonables que pude haber puesto sobre ellos.

Señor, te pido que quites todo pecado generacional en mi línea familiar que pudiera haber jugado un papel importante en mis luchas actuales de aprendizaje. Como miembro de mi linaje familiar me arrepiento por todos aquellos que, a pesar de conocerte, no usaron su cerebro para glorificarte a Ti, involucrándose en cambio en pensamientos inútiles y tontos.

Señor, me arrepiento por aquellos de mi línea familiar que utilizaron su cerebro para usar incorrectamente y abusar de los dones espirituales que Tú habías provisto para ellos.

En el nombre de Jesús, le ordeno a las neuronas en mi cerebro que funcionen correctamente. Yo mando y ordeno ahora en el nombre de Jesús que las dendritas dañadas en mi cerebro sean sanadas. Todos los axones y las sinapsis responderán al toque sanador de Jesús Cristo y funcionarán de la manera en que fueron creados para trabajar.

En el nombre de Jesús, le ordeno al hemisferio izquierdo y derecho de mi cerebro que funcionen normalmente y en completo equilibrio, y ordeno que todas mis habilidades académicas y creativas fluyan como un río.

En el nombre de Jesús, ordeno que las frecuencias eléctricas y químicas en todas y cada una de las células de mi cerebro entren en armonía y equilibrio.

En el nombre de Jesús, le ordeno a mi área de Wernicke (área del habla) y el área de Broca
(comprensión del lenguaje) que funcionen normalmente.

En el nombre de Jesús yo declaro que toda falta de control de impulsos y toda falta de atención para seguir enfocado y realizar las tareas sean sanadas.

En el nombre de Jesús, declaro que tengo un nuevo futuro académico, laboral y profesional. Rompo, destrozo, disuelvo, destruyo y desarraigo la mentira que dice que mi cerebro siempre seguirá siendo el mismo.

En el nombre de Jesús, declaro que no voy a tener un espíritu de temor para aprender cosas nuevas. Acepto tu regalo del espíritu de poder, amor y autodisciplina en mi cerebro.

Señor, ahora te pido que por favor me des el Espíritu de sabiduría y de revelación, de modo que pueda tener éxito en la escuela, y te pueda conocer mejor.


La mayoría de estas oraciones están incluidas en nuestro libro Manual De Oraciones Para Liberación Generacional.

Visita nuestra librería para más detalles.


Las oraciones de Aslan’s Place se desarrollaron durante los estudios bíblicos, las sesiones de oración y por revelación.

Tenemos fe en que Dios nos lo ha proporcionado y los corroboramos con la Santa Palabra de Dios.

Estas oraciones no son una solución rápida. En cambio, son puntos de partida a medida que ejercitas tu libertad en Cristo. Prepárese para adaptar estas oraciones a medida que usted y aquellos con quienes ora escuchen al Espíritu Santo.