Oración Para Romper Las Maldiciones Cristianas


Print Friendly, PDF & Email

Padre Celestial, vengo en representación de mi línea generacional y en nombre de mi propia vida. Te doy gracias por Tu promesa que “ninguna arma forjada en contra mía prosperará y toda lengua que se levante contra mí en juicio, será condenada”. Entiendo Tu promesa de que si equivocadamente juzgamos o condenamos sin misericordia, también vamos a ser juzgados o condenados. Por lo tanto,

Espíritu Santo te pido que me ayudes a examinar mi propio corazón para que pueda ver y recordar mis juicios hacia otros cristianos. Ayúdame a hacer una lista de las personas que lastimé, y aún de aquellas que no supieron de mis críticas o condenaciones. Padre, ayúdame a encontrar y eliminar todos los pensamientos de amargura y juicios, declaraciones que lastimaron el corazón de otras personas, y también elimina toda maldición que he hablado, incluyendo todas las oraciones asociadas que no iban de acuerdo con Tu voluntad.

Padre, yo me arrepiento por aquellos que nosotros maldecimos y asesinamos con nuestras palabras de venganza, calumnia, chisme, y juicios impíos, en el cuerpo de Cristo; incluyendo declaraciones negativas de necesidad, prosperidad cero y condenación a otros cristianos, y especialmente contra los miembros de nuestra propia familia. También me arrepiento específicamente por aquellos juicios hechos desde nuestras posiciones de liderazgo dentro de Tu cuerpo como pastores, maestros, apóstoles, profetas y evangelistas; justificándonos a nosotros mismos defensivamente por alguna ofensa recibida, o por celos, o algunas diferencias de teología, y malentendidos. Señor, hemos pecado con nuestras palabras y pensamientos, invocando maldiciones abriendo la puerta a consecuencias sobre nosotros mismos y sobre la vida de otros. Por favor Señor, perdónanos.

Padre, yo confieso que con la mayoría de estos juicios, hemos mantenido vivas nuestras listas de ofensas o de enojos, justificando nuestras respuestas equivocadas hechas con racionalizaciones intencionales y obstinadas que hacían más grandes y más profundas las heridas, en lugar de sanarlas en primera instancia. Yo reconozco que no hemos sido misericordiosos y hemos juzgado lo externo primeramente, sin recordar que Tu bondad ve los corazones de los demás y lo mucho que Tú los amas. Peor aún, aquellos que juzgamos eran cristianos, por lo que hemos invocado maldiciones y condenación sobre Ti y Tu Cuerpo. Porque yo también estoy en Cristo, y confieso que como hemos juzgado a otros, seremos y hemos sido juzgados. Padre, me arrepiento de todo esto y te pido perdón. Señor por favor perdónanos, perdónanos Señor te lo pido de nuevo, perdonamos por todo el daño que causamos a Tu familia -especialmente a Tus líderes y a Tus seguidores, así como a todos nuestros hermanos y hermanas en Cristo. Señor Jesús, te pido, que resistas estas maldiciones que declaramos, ya sea consciente o inconsciente, y las remuevas de nosotros.

Padre, por favor, haz que Tu reino se acerque, y que desconéctanos a ambos, a los que hemos ofendido y a nosotros de todas las maldiciones y las consecuencias asociadas con la amargura, la falta de perdón, la desconfianza, contiendas, odio, celos, manipulación y demencia. Padre, por favor desconéctanos de todo eso.

Padre, en el nombre de Jesús, yo me alineo contigo para romper todos los lazos espirituales impíos entre la persona ofendida y nuestras vidas. Yo renuncio, te pido, y tomo la decisión de desconectarme de todas las asociaciones no sanas, amistades almáticas, también de todas las alineaciones que se hicieron entre los individuos y nuestras líneas familiares. Yo los libero en tus manos y pido Tus bendiciones sobre ellos y sobre mis líneas familiares. Por favor, sana todas las heridas que hemos causado a otros y haz que Tu reino destruya todos los demonios que hemos desatado. Por favor, libera sobre los ofendidos y sus líneas familiares cada bendición que ha sido bloqueada o detenida a causa de nuestros pecados verbales e iniquidad.

Padre, por favor ayúdame a hablar bendición sobre las personas en Tu cuerpo que maldijimos o herimos por medio de palabras y acciones impías. Ayúdame a revertir esas maldiciones, hablando bendiciones sobre aquellos en mi lista.

(Ponga el nombre y repítalos cuantas veces sea necesario: ‘nombre’, te bendigo en el nombre de Jesús con esta bendición, esta bendición y esta otra bendición.) En el Nombre de Jesús, yo bendigo y hablo vida para sanar las heridas que hemos creado en sus espíritus, almas y cuerpos. Te pido Espíritu Santo que nos ayudes a restaurar la unidad divina, a caminar en amor, a bendecirles, a hacerles el bien, y orar por todas estas personas y sus familias.

Padre, Tu ves toda maldición cristiana, juicio y condenación lanzada hacia mi línea familiar y hacia mi vida. Por favor, perdona a cada uno de los miembros de Tu cuerpo, que invocaron esas maldiciones y palabras asesinas sobre nosotros, incluyendo todas las oraciones fuera de Tu voluntad. Por favor, te pido que los perdones por haberse asociado con pensamientos de maldad que llegaron a sus mentes disfrazados como si sus propios pensamientos. Por favor, perdónalos por toda venganza, envidia, celos, control, orgullo y manipulación religiosa, así como todo pecado posterior, incluyendo calumnias, chismes y murmuraciones. Padre, por favor perdónalos. Yo elijo perdonar y te pido que nos desconectes de todas las ataduras, conexiones, alineaciones y asociaciones que resultaron como consecuencia de esto. Por favor, desconéctanos, sánanos y restáuranos de todas las armas del mal que nos apuñaló por la espalda o nos hirió en cualquiera de las dimensiones; sana a nuestros ofensores de los efectos de todas las armas que vinieron sobre ellos por juzgarnos y maldecirnos; y sánanos con Tu aliento y vida en todas las dimensiones de nuestro espíritu, alma y cuerpo.

Padre, estas maldiciones tienen un efecto en los corazones de los ofensores, así como en los nuestros, al retenernos y alejarnos de Ti; nos distanciamos entre sí y nos distanciamos también de Ti, nos hacen sentir como servidores distantes o huérfanos que se relacionan contigo a distancia. Nos detienen de descansar en nuestras identidades, como los que están sentados junto a Ti en Cristo en los lugares celestiales, y también limitan nuestra capacidad de experimentar a Cristo morando en nosotros, aquí en la tierra a través del ministerio del Espíritu Santo. Nos impiden la realización plena de nuestra verdadera identidad como hijos (as) amados, y bloquea la bendición de acercarnos a Ti en nuestro espíritu. Padre, por favor te pido que liberes la plenitud del reino. Señor restáuranos como hijos (as) amados en Cristo que habitan contigo en el cielo así como tú lo haces con nosotros en la tierra.

En el nombre de Jesús, decido no luchar contra carne ni sangre, es decir, contra los que hablan y oran en mi contra; pero decido caminar en amor, bendecir, hacer el bien, y orar por estas personas y sus familias. Espíritu Santo, por favor trae a mi mente cada persona, familia o línea familiar sobre la que necesito soltar bendición. (Escriba, repita y declare en cada oración, confiando en el Espíritu

Santo: Ejemplo: ‘nombre’ yo te bendigo en el nombre de Jesús con ‘bendición’, la ‘bendición’, y la ‘bendición’). Padre, por favor restáuranos de toda separación resultante y distancia entre uno y llévanos al lugar de habitación en Cristo en amor y unidad. Por favor, restaura todas y cada una de las bendiciones de los ofensores, prosperidad, salud, dones, llamados y relaciones; y suéltalos hacia la plenitud de sus destinos.

Padre, gracias por restaurarme a mi rol de habitar como Tu hijo o hija, a medida que colaboro contigo, para romper todas las maldiciones que fueron invocadas. Yo tomo mi autoridad en el nombre de

Jesús, sentado junto a Ti, yo declaro que el reino de los cielos se ha acercado para desmantelar, romper, destruir, y aniquilar toda maldición que hemos enviado, así como las que fueron enviadas a nosotros. También declaro que ninguna arma forjada contra mi vida prosperará, y que cada enemigo que se levante contra mí en juicio, es ahora condenado y lanzado fuera.

Padre, Tú ves todas estas maldiciones, y sabes cómo el enemigo las ha instigado y mantenido, y que nunca han querido que el dedo señalador se dirigiera hacia él. En el Nombre de Jesús, me uno contigo para tomar autoridad sobre todo espíritu y fuerza maligna que fue autorizada por todas las palabras y acciones impías señaladas anteriormente, yo declaro que:

  • El avance violento del reino de Dios es liberado para dividir, conquistar y consumirte.
  • El reino de Dios se ha acercado para atar, capturar, silenciar, saquear, encarcelar y traer juicio sobre ti.
  • Que es tu tiempo para estar en el juicio ante el Rey Jesús.
  • Tu mayor temor ha llegado sobre ti y estás recibiendo tu justo juicio antes de tu hora.
  • Lo que tú has robado en cada dimensión, será reembolsado siete veces

La venganza es de nuestro Padre y Él te pagará por completo a ti y a tus asociados de todo lo que has hecho a sus hijos y al Cuerpo de Cristo.


La mayoría de estas oraciones están incluidas en nuestro libro Manual De Oraciones Para Liberación Generacional.

Visita nuestra librería para más detalles.


Las oraciones de Aslan’s Place se desarrollaron durante los estudios bíblicos, las sesiones de oración y por revelación.

Tenemos fe en que Dios nos lo ha proporcionado y los corroboramos con la Santa Palabra de Dios.

Estas oraciones no son una solución rápida. En cambio, son puntos de partida a medida que ejercitas tu libertad en Cristo. Prepárese para adaptar estas oraciones a medida que usted y aquellos con quienes ora escuchen al Espíritu Santo.