Oración De Arrepentimiento por una Intercesión Impía


Print Friendly, PDF & Email

En cuanto a mí y a mi línea generacional me arrepiento y renuncio a todas las oraciones impías pronunciadas, incluyendo las oraciones de brujería controladora que hubieren nacido del miedo en lugar de mi fe en Jesucristo. Señor, por favor elimina todo ese mal de mi vida y de mi ADN, y por favor restaura tu presencia y el poder de tu Espíritu Santo en mi vida.

Señor, perdóname por malinterpretar la alta vocación y el privilegio de la intercesión.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea generacional que dejaron su guardia, su turno y su puesto y no esperaron en Ti. Yo escojo ahora estar posicionado en la muralla, para esperarte a Ti y oír lo que me dirás. Esperaré hasta que me corrijas. Señor, yo elijo ahora escribir la visión, de modo que las generaciones futuras puedan correr con ella. Puedo elegir y elijo tu tiempo, de manera que la visión no será demorada.

Por mí y mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a confiar en nuestro propio entendimiento en vez del tuyo Señor. Me arrepiento por todas las oraciones en las que prevaleció nuestra voluntad en lugar de tu voluntad. Yo renuncio y me arrepiento por no confiar en tu Palabra viva y por hablar muerte a mis seres queridos en lugar de vida, que Tú tan ricamente nos das.

En cuanto a mí y a mi línea generacional, me arrepiento por buscar y orar por nuestra propia voluntad y deseos y no los tuyos. Señor, me arrepiento y renuncio a limitarte a Ti y todo lo que es posible a través de Ti. Me arrepiento por y renuncio a no recibir tus sueños, y orar que se hagan realidad porque son tan grandes. Por favor suelta y desata el don de la fe y la esperanza en mí, para saber con certeza que eres capaz de hacer más de lo que puedo pensar o imaginar.3 Opto por recibir los sueños y deseos que me has dado y creer que todo es posible contigo, Señor.

Señor, me arrepiento y renuncio a no reconocerte a Ti, a tu poder, y el tiempo de tu visitación; me arrepiento por no conocerte a Ti y por no orar lo que está en tu corazón, sino en el mío. Señor, quiero conocerte y orar lo que está en tu corazón y recibir tus bendiciones.

Me arrepiento y renuncio por abandonar mi propia esfera de autoridad y librar batallas que nunca me dijiste que luchara.

En cuanto a mí y a mi línea generacional, me arrepiento y renuncio por mirar mis propias circunstancias, orando desde un punto de vista anímico y del alma, y un punto de vista mundano. Señor, perdóname por haber sido engañado y por confiar en un sistema que me ha fallado, porque no se basó en la verdad o la relación contigo. Tú ya pagaste el precio de mi pecado en su totalidad, y ahora soy libre.

En cuanto a mí y a mi línea generacional me arrepiento y renuncio a toda oración sustentada en la duda, la incredulidad, la justicia propia, el orgullo, los celos, la envidia, el miedo, la dureza de corazón, la lucha, la ambición egoísta, el juicio, y el engaño. Señor, quita todos los juicios con raíz de amargura con los que estuve de acuerdo. Quita toda intercesión impía basada en estos pecados. Yo pido por la intervención del ángel de Dios, quien se pone a la brecha, para romper, destituir, disolver y destruir toda la intercesión impía, todas las oraciones impías, todas las oraciones basadas en la justicia propia, así como todas las oraciones del alma, y las oraciones irracionales. Elijo caminar en el poder, el amor y la mente sana de Cristo.

Me arrepiento y renuncio, por mí y por mi línea generacional, a todos los celos, la envidia y el intento de robar los dones y el llamamiento de los demás. Me arrepiento de cerrar la puerta a los hijos de

Dios de modo que renunciaron a sus llamamientos. Señor, reconozco que estas cosas han interferido en mi intimidad contigo y mi intercesión por otros. Elijo perdonar por completo a aquellos que han tenido celos de mí o han intentado robar mis dones y el llamamiento que me diste, o que trataron de cerrar las puertas a mi derecho de nacimiento o de interferir con mi intimidad contigo y mi intercesión por los demás. Señor, ahora escojo dar libremente lo que Tú me has dado, para que Tú puedas reprender al ladrón en mi vida y en las vidas de otros en mi línea generacional. Decido hoy rendir mi vida para que Tú la puedas levantar de nuevo.

En cuanto a mí y a mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a realizar oraciones manipuladoras y controladoras, por una motivación egoísta con el propósito de controlar a los demás para satisfacer mis propios fines egoístas. Padre, por favor elimina y cancela los efectos de todas las oraciones dirigidas por el alma, de las intercesiones impías, profecías y declaraciones que han lanzado maldiciones contra mí, mi familia y otros. Yo perdono a los que han lanzado a sabiendas o sin saberlo, maldiciones sobre mi familia, orando de acuerdo a su voluntad en vez de la tuya.

En cuanto a mí y a mi línea generacional, me arrepiento por aquellos que rechazaron la identidad de su condición de hijos tuyos, rechazaron el espíritu de adopción y caminaron de acuerdo con la vanidad de su mente. Señor, he recibido el espíritu de adopción, gritando: «¡Abba, Padre!». Elijo caminar y orar por fe y no por vista. Entro en un acuerdo con la verdad de que como tu hijo tengo acceso directo a Ti, y puedo acercarme a tu trono por la fe en la sangre de Jesús.

En cuanto a mí y a mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a hacer oraciones afanosas, compulsivas, en un estado de ansiedad y de inquietud en lugar de orar a partir de un estado de reposo, estando sentado contigo en los lugares celestiales. Señor, yo elijo tener mis ojos enfocados en la victoria que Tú determinaste que tuviera.

En cuanto a mí y a mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a asumir el yugo de la intercesión religiosa, organizativa y hecha por el hombre en lugar de asumir tu carga de intercesión. Te pido que rompas todos los yugos impíos y las cargas falsas de la intercesión que recayeron sobre mí y sobre mi línea familiar. Yo rompo todos los acuerdos realizados con las autoridades religiosas y gubernamentales impías.

Señor, te pido que se terminen, se desprendan de mí y de mi familia las consecuencias de la ausencia paterna, el abandono, el rechazo y las consecuencias de permitir que un falso espíritu de Elías tenga poder sobre mi intercesión y mi oración.

En cuanto a mí y a mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a las oraciones y la intercesión retentiva que liberaría a los hijos e hijas de Dios.

En cuanto a mí y a mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a toda intercesión impía dirigida a ídolos, dioses, diosas, objetos, cuerpos celestes y terrestres, y a los muertos. Padre, por favor rompe las consecuencias de la intercesión impía que impedía tus respuestas a mi oración desde tu trono.

En cuanto a mí y a mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a toda oración impía cantada monótonamente, ritualista y repetitiva. Señor, por favor elimina las maldiciones que se activaron y todas las fuerzas espirituales impías que fueron habilitadas por estas oraciones injustas. En cuanto a mí y a mi línea generacional nos arrepentimos y renunciamos a confiar en esas fórmulas artificiales hechas por el hombre. Señor, me arrepiento por no rendirme al Espíritu Santo, y no permitirle interceder a través de mí de acuerdo a la mente y la voluntad de Dios.

Padre, por favor elimina de mi corazón, mi mente, y voluntad todo el engaño y las motivaciones injustas y las intenciones que me hacen realizar oraciones equivocadas.

Padre, elimina el cielo de bronce que hay sobre mí. Padre, por favor libera un cielo abierto para mí y mi descendencia, y derrama todo lo tuyo en las copas de las oraciones de los santos de acuerdo a tu voluntad.

Por mí y por mis antepasados, me arrepiento por no honrar a los sacerdotes y sacerdotisas que han orado de acuerdo a tu corazón, Señor, nuestro Dios. Por favor vierte Señor, las copas divinas de la intercesión oradas por los santos delante de mí.

Señor, me arrepiento por no buscar tu reino en primer lugar, y por no confiar en que Tú ya sabes y suplirás mis necesidades. Recibo tu promesa de que cuando busque tu reino en primer lugar, todas estas cosas serán añadidas para mí.

Señor, me arrepiento por no pedir y buscar de Ti como me lo has mandado, para que pueda recibir de Ti y mi gozo sea cumplido.

Señor, me arrepiento por no continuar orando con dolores de parto, como hizo Elías, hasta que tus propósitos se hayan cumplido con alegría, y hasta que el cielo envíe la lluvia y la tierra produzca su fruto. Señor, establéceme como árbol plantado junto a los ríos de agua que dan fruto en la temporada, de manera que cualquier cosa que haga, prospere.

Señor, tanto yo como mis antepasados, me arrepiento y renuncio a orar oraciones sin fe y no tener fe en Ti para sanar a los enfermos. Señor, deseo complacerte al orar con fe, creyendo que todas las cosas son posibles para aquellos que creen. Yo creo que Tú eres bueno y todos los dones buenos y perfectos proceden de Ti, Padre de las Luces.

Me arrepiento y renuncio, por mí y por mi línea generacional, a cualquier acuerdo con el engaño del enemigo o a las argucias engañosas que me hicieron entregar mi autoridad dada por Dios afectando así mis oraciones, decretos, proclamaciones y a mí mismo. Gracias Señor por traer la revelación de tu verdad, así que puedo arrepentirme y recuperar mi autoridad en Ti.

En cuanto a mí y a mi línea generacional me arrepiento y renuncio a escuchar o a usar la adulación que hace que venga el engaño y la ruina, para tergiversar las verdades de Dios con el fin de controlar a los demás para mi beneficio personal.

Señor, me arrepiento y renuncio por mí y mis antepasados, a cualquier incursión en altares de incienso antes de ser limpiados y confesar todos nuestros pecados, faltas y ofensas cometidos de los unos contra los otros.

En nombre mío y de mis antepasados, me arrepiento de no buscarte todos los días y de no deleitarme con conocer tus caminos; me arrepiento de haber hecho lo que me plació en el día de oración y ayuno. Por mí y por mis antepasados, me arrepiento de creer que las obras externas de ayuno y oración darían resultados cuando internamente nos aferrábamos a la lucha y la discordia que dieron lugar a insultos, golpes, y a la explotación de tus hijos. Señor, acepto el ayuno que Tú has elegido para poder romper las cadenas de la injusticia, quebrar los yugos de los oprimidos, alimentar a los que tienen hambre, proporcionar un lugar adecuado para las personas sin hogar y para vestir al desnudo.21 Decido hacer lo correcto, buscar la justicia, alentar a los oprimidos, defender la causa del huérfano, y abogar por la causa de la viuda.

Me arrepiento por mí mismo y por las mujeres de mi línea generacional que asumieron actuar como si fueran el Espíritu Santo, tomando su lugar con el fin de manipular a los hombres. Me arrepiento en nombre de aquellas mujeres que no permitieron a los hombres ser los líderes espirituales en su matrimonio, sino que trataron de adjudicarse esa posición.

En cuanto a mí, y los hombres de mi línea generacional, me arrepiento de toda desconsideración, de toda deshonra y de no reconocer a nuestras esposas como coherederas de la gracia de Dios. Decido vivir teniendo consideración con mi cónyuge y honrarla como coheredera de la gracia de Dios.

Me arrepiento por mí mismo y por los hombres de mi línea familiar que, a causa del miedo y la pasividad, renunciaron a sus responsabilidades como líderes. Yo renuncio y rompo todos los acuerdos con el espíritu de Jezabel y Acab en mí mismo y en mi línea generacional.

Me arrepiento por mí y por aquellos de mi línea familiar que no conocieron y no prestaron atención para entender su responsabilidad respecto a la intercesión. En cuanto a mí y mi línea generacional, me arrepiento por los que no valoraron la intercesión, pensaron que era orar por otros y decidieron no hacerlo. Padre, perdónanos por la falta de oración.

Señor, te pido perdón por no reconocer las artes creativas como intercesión. Me arrepiento de restringir la danza, la pintura, la música y las artes visuales como forma de adoración e intercesión para

Ti. Señor, rompe las consecuencias en mi línea familiar de burla legalista, limitación, y restricción de adoración apasionada e intercesión a través de la danza y las artes.

Decido perdonar a todos aquellos del cuerpo de Cristo, que cerraron y limitaron la creatividad en mí como adorador e intercesor. Decido reconocer y bendecir las artes creativas en otros, como la palabra de Dios en la unción de la verdad.

Señor, decido entrar a tus atrios con alabanza y adorarte por quien Tú eres en Espíritu y en verdad.

En cuanto a mí y mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a ser de mente estrecha y no abrazar todo lo tuyo y de tu reino. Me arrepiento de tener una visión estrecha de tu reino. Te pido que quites de mí todas las limitaciones con las que estuve de acuerdo y las reemplaces con tu sabiduría, tu conocimiento, tu comprensión, y la plenitud de Quien Tú eres.

Me arrepiento por mí y mi línea generacional de no orar por los líderes y por aquellos a quienes has puesto como autoridad sobre nosotros. En cuanto a mí y mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a no someterme a las autoridades gubernamentales, también me arrepiento y renuncio a cualquier oración en contra del presidente de mi nación y otros funcionarios del gobierno que han sido establecidos por Dios. Me arrepiento por el uso de la libertad como pretexto para maldecir y hablar mal en mis oraciones en contra del gobierno establecido. Me arrepiento de no honrar a los líderes de mi nación. Me arrepiento de no orar y buscar la paz de la ciudad, estado y nación en la que me has puesto a vivir.

Me arrepiento por dejar que falsos profetas, adivinos, y medios de comunicación me engañaran causando que trajera oraciones negativas delante de Ti. Me arrepiento por no haber buscado tu perspectiva divina. Declaro hoy que renuncio al terrorismo generacional, a la traición, a la insurrección y al asesinato. Señor, elimina todos los juicios que he acarreado en mi contra, en contra de mi familia, y de tu pueblo a través de oraciones injustas y malvadas.

Señor, ve delante de mí como mi Rey, ve frente a mí con tu unción para que yo pueda pasar a través de la puerta, atravesar el vientre y salir, estallando en la multiplicación y propagación en todas direcciones.

En cuanto a mí y mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a creer mentiras, a caminar en desánimo, en dolor, en sufrimiento, en decepción, en desesperanza, y me niego a permitir que estas circunstancias afecten negativamente mi intercesión.

En cuanto a mí y mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a decir oraciones que busquen sonar justas o espirituales frente a los demás, en vez de orar en la humildad de una verdadera relación y entrar a tu presencia estando en contacto contigo Señor.

En cuanto a mí y mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a orar y doblar rodilla ante cualquier hombre, ángel, ídolo, o imagen, en lugar de Ti, Señor Dios. Me arrepiento por no confiar en que fortalecerías mis rodillas endebles. Me arrepiento por las oraciones confusas, sin fe y quejumbrosas durante el tiempo en el que me estabas disciplinando. Reconozco que tu deseo era fortalecer mis rodillas débiles, pero mi actitud y oraciones me obstaculizaron de recibir y aceptar tu corrección. Señor, te pido que me perdones por no haberte exaltado en la oración, y reconocido como el Señor ante quien toda rodilla se debe doblar.

Me arrepiento por mí y por mis antepasados por permanecer arrodillados por mucho tiempo, por la auto-degradación, flagelación, y esfuerzo personal en la oración yendo más allá de la guía de tu

Espíritu Santo para así poder presumir de nuestras oraciones. Me arrepiento por no fortalecer las manos y las rodillas débiles de otros.

En cuanto a mí y mi línea generacional, me arrepiento y renuncio a orar en desunión con tu cuerpo y con el corazón lleno de deseos egoístas, envidia y celos. Esto me ha llevado a pecar. Perdóname por cada vez que me he salido de curso, ya sea por el enemigo o por mi propia voluntad no sujeta a Ti. Perdóname por querer promoverme a mí mismo en vez de promocionarte a Ti. Me arrepiento y renuncio a la idolatría. Decido postrar mi rostro en tierra para saber de Ti y tu corazón de misericordia y compasión; oraré conforme a tu corazón y no conforme al mío.

Señor, suelta tu sonido como un grito de guerra en mí y en los demás para que podamos adorar de acuerdo con tu Espíritu de tal manera que podamos atravesar las paredes, abrirnos camino en el cielo de bronce, y perforar la bóveda que contiene las bendiciones generacionales.

Señor, en nombre mío y de mis antepasados, me arrepiento y renuncio a todo lo que le ha permitido al enemigo robar mis oraciones. Señor, elimina todas las maldiciones generacionales y las maquinaciones de los malos en contra de mi intercesión.

Padre, en el nombre de Jesús, decido echar fuera de mí las emociones y los deseos carnales y te pido que Tú, oh Jehová, me llenes con tu mente, tu corazón y tu voluntad.

Señor, te pido que me perdones a mí y a mi línea generacional por no percibir con precisión quién eres y por no acercarme a Ti en intercesión verdadera, aquella que viene de adorarte a Ti en la totalidad de quien eres.

Me arrepiento y renuncio, por mí y mi línea generacional, a entrar en tu presencia con ofrendas sin sentido; me arrepiento de haber hecho asambleas y reuniones para el mal. Me arrepiento por tener las manos sucias, los corazones no arrepentidos, orgullo, y por hacer el mal.

Señor, te pido que elimines todos los poderes impíos, las autoridades, los gobernantes, los ancianos, y todos los dispositivos espirituales de maldad que llegaron a mí como consecuencia de la intercesión impía.

Señor, te pido que quites de mí toda culpa y condenación por no interceder correctamente. Decido perdonarme a mí mismo por esta culpa falsa. Señor, ahora recibo la intercesión verdadera y todos los mantos divinos de intercesión que decidas darme.

Señor, elimina todo engaño de mí y de mi familia. Me arrepiento y renuncio, por mí y por aquellos de mi línea generacional que desperdiciaron sus talentos, dones, recursos y dinero desde el principio de los tiempos hasta el presente.

Declaro que no voy a apoyarme en mi propio entendimiento, sino que te reconoceré en la intercesión.

Señor, yo declaro que conforme estoy sentado en los lugares celestiales contigo, soltaré tus decretos y saldrán a la luz por tu promesa.

Yo declaro Señor, que voy a permitirte que me enseñes a orar.


La mayoría de estas oraciones están incluidas en nuestro libro Manual De Oraciones Para Liberación Generacional.

Visita nuestra librería para más detalles.


Las oraciones de Aslan’s Place se desarrollaron durante los estudios bíblicos, las sesiones de oración y por revelación.

Tenemos fe en que Dios nos lo ha proporcionado y los corroboramos con la Santa Palabra de Dios.

Estas oraciones no son una solución rápida. En cambio, son puntos de partida a medida que ejercitas tu libertad en Cristo. Prepárese para adaptar estas oraciones a medida que usted y aquellos con quienes ora escuchen al Espíritu Santo.